Qué es el liderazgo transformacional y qué ventajas tiene para la empresa

Qué es el liderazgo transformacional y qué ventajas tiene para la empresa

El liderazgo transformacional es aquel que tiene como eje central a las personas para conseguir llevar a cabo un cambio en la empresa. Este tipo de liderazgo se fundamenta en la confianza, respeto y admiración que los empleados sienten hacia la figura de más autoridad.

Esta corriente de pensamiento fue originada e introducida por el historiador y politólogo James MacGregor Burns y desarrollada años más tarde por el Doctor en Psicología Bernard M. Bass. Ambos expertos en estudios sobre liderazgo trabajaron en este modelo de dirección en el que el papel del líder era asumido por un perfil enfocado en la participación de sus empleados y la motivación de los mismos.

En sus estudios, describieron una serie de cualidades que identificaban un tipo de líder que apostaba por el compromiso de los trabajadores con los objetivos de la empresa. De esta manera, la implicación de los empleados con los proyectos de la empresa será mayor, asumiendo los proyectos como propios.

Pero, ¿qué tipo de persona puede convertirse en un líder transformacional? Ambos autores describen a individuos caracterizados por una fuerte visión de futuro y personalidad, cualidades gracias a las que son las personas idóneas para cambiar las expectativas y motivaciones de los empleados, así como liderar el progreso dentro de una empresa.

En definitiva, se trata de una tipología de liderazgo que es viable cuando los líderes o figuras de autoridad y los empleados trabajan juntos y en sintonía para alcanzar un nivel superior de motivación y resultados.

 

Características del líder transformacional

Según estos autores, las características principales que definen a un líder transformacional son las siguientes:

  • No teme arriesgarse. Un líder transformacional busca, como es lógico, el cambio en la organización. Por un lado, persigue adaptarse a los nuevos retos del mercado y por otro, asumir los riesgos que conlleva adecuarse a las necesidades del mercado. No obstante, este tipo de líderes son conscientes de estos peligros pero no temen hacerles frente y superarlos.

 

  • Se preocupa por sus empleados. La empatía y la capacidad de comunicarse fácilmente con los demás son dos habilidades más comunes de este tipo de líderes. Gracias a estas capacidades, no se mantiene alejado del resto de su equipo, y estos muestran un respeto mayor hacia él y hacia la empresa.

 

  • Promueve la participación de los trabajadores. Un líder transformacional apuesta por valores como la creatividad ya que son aspectos imprescindibles para la generación de ideas y mejora de resultados en cualquier empresa. De hecho, no solo apuesta y fomenta estos valores, sino que los premia y recompensa, ya que son fundamentales para el cambio. Todo ello enmarcado en un entorno abierto de participación y diálogo.

 

  • Sirve de inspiración a los miembros de su equipo. Gracias a sus buenas prácticas, el líder es normalmente un ejemplo a seguir entre los empleados. Debido a que destaca por sus habilidades comunicativas y de liderazgo, no suelen cuestionar su autoridad o las decisiones que toma.

 

  • Cree firmemente en las capacidades de su equipo. Un líder confía sin lugar a dudas en los integrantes de su equipo de trabajo y se centra en reforzar sus puntos fuertes. Igualmente, mantiene un feedback constante de las labores que realizan y actúa como una figura orientativa cuando existe cualquier problema.

 

  • Motiva a su equipo de trabajo. Quizás una de las habilidades o características más importantes de este tipo de liderazgo reside en la labor constante de motivación que esta figura ejerce sobre sus empleados. Un líder transformacional conoce en profundidad a sus empleados, sus puntos fuertes y sus debilidades, y sabe cómo motivarlos para lograr el éxito. Asimismo, cree en el refuerzo positivo como una manera de animar a su equipo y comparte los éxitos de la empresa conjuntamente.

 

Ventajas e inconvenientes del liderazgo transformacional

El liderazgo transformacional cuenta con las siguientes ventajas:

  • Fomenta el aprendizaje colaborativo.
  • Aumento de la autoestima de los trabajadores, con el consiguiente incremento del nivel de productividad.
  • Reducción de la rotación de empleados.
  • El líder se sitúa como un ejemplo a seguir.
  • Mayor generación de ideas por parte de los trabajadores dentro de un entorno cómodo y abierto.

 

Sin embargo, como ocurre con cada modelo de dirección, también conlleva los siguientes inconvenientes:

  • Los resultados son visibles a largo plazo
  • No todos los jefes pueden asumir este liderazgo transformacional
  • Se presupone que el trabajador está siempre motivado

 

Si deseas convertirte en un líder transformacional, primero deberás definir tus objetivos y establecer un plan de acción para alcanzar tus metas propuestas. En nuestro Programa Superior de Estrategia y Desarrollo Directivo E2D abordamos este y otros estilos de liderazgo.

Los cinco puntos ciegos del liderazgo

Los cinco puntos ciegos del liderazgo

Entendemos el liderazgo como el conjunto de habilidades que debe poseer una persona para influir en la manera de pensar o de actuar de los demás. Pero, ¿cómo lleva a cabo esta influencia? Principalmente a través de la motivación.

Un líder motiva a su equipo para que lleve a cabo determinadas tareas de la manera más eficiente posible ayudando a la consecución de los logros comunes. Para ello, utilizará distintas herramientas o habilidades sociales como el carisma, la seguridad en sí mismo o la empatía.

No obstante, en ocasiones ocurre que los líderes se enfrentan a un reto no previsto: sus propios puntos ciegos. A continuación describimos los cinco puntos ciegos más comunes de los líderes y cómo remediarlos:

1. Pecar de autosuficiencia

En ocasiones ocurre que los líderes deciden actuar de manera totalmente independiente presumiendo que ninguno de los miembros de su equipo puede hacer las cosas de una manera eficiente o cómo él o ella misma lo haría. Esta actitud es totalmente errónea y destructiva ya que todos tenemos puntos fuertes y puntos débiles. Un buen líder sabe detectar estas fortalezas y utilizarlas en beneficio de todos.
 

2. Impactos negativos en el equipo

Algunos líderes se centran exclusivamente en los resultados y, a menudo, con el foco puesto en este único objetivo, tienen comportamientos inadecuados o hacen comentarios que hieren la sensibilidad de su equipo. Sea consciente o inconscientemente, este punto ciego es muy frecuente en los dirigentes de las empresas. Un líder respetable es aquel que es consciente de que su equipo merece respeto y siempre ofrece un trato amable a cada uno de sus miembros. Y en caso de que ocurra un comportamiento inadecuado, intenta remediar su error lo antes posible.

3. No asumir la culpa como máximo responsable

Cómo máximo responsable de un equipo de trabajo o proyecto, un líder debe asumir todas las culpas de cualquier problema que pueda surgir. Es un grave error intentar culpar a otros o a las circunstancias de posibles inconvenientes que puedan ocurrir.
La salida fácil siempre es empezar a buscar culpables en encontrar de buscar una solución a los problemas. Sin embargo, un líder adecuado debe asumir siempre la responsabilidad de las dificultades y actuar al respecto.

4. Falta de compromiso emocional

Muchas veces tendemos a pensar que un síntoma de fortaleza es no mostrar ningún tipo atisbo de sensibilidad. Por este motivo, muchos líderes se muestran altivos y carentes de emociones frente a su equipo. Sin embargo, para que un buen guía pueda tener una influencia en sus compañeros, como hemos mencionado anteriormente, es necesario que muestre un compromiso emocional con el proyecto y con el grupo de trabajo.

5. Excesivo nivel de tolerancia

Un último punto ciego de un líder es legitimar aquellos comportamientos, actitudes o trabajos que obviamente no funcionan. ¿Qué quiere decir esto? Por miedo a la respuesta del equipo o por una actitud demasiado tolerante, una vez que un líder no cuestiona una conducta inadecuada, está comunicando que ésta es aceptable.

 

Cómo evitar los puntos ciegos del liderazgo

Ahora bien, al igual que es posible identificar estos puntos débiles, también es posible evitar que sucedan. A continuación explicamos tres tácticas para saber cómo para sortearlos:

• Exponerse abiertamente ante el equipo

Uno de los motivos más frecuentes por los cuales un líder no consigue empatizar con su equipo ni construir una conciencia colectiva es que no se muestra tal cual es. Lejos de mostrar solo la parte positiva de uno mismo y mostrarse como un modelo perfecto a seguir, esto solo consigue crear un ambiente de desconfianza frente al grupo. Como consecuencia, cada uno de los miembros se muestra reticente a mostrarse abiertamente y no se crea un clima de confianza, el cual es necesario en cualquier equipo.

• Mantener un feedback constante

Un buen líder debe mantener a su equipo al corriente de todo lo que suceda con respecto a un proyecto en concreto, tanto bueno como malo. Igualmente, debe dar su feedback del trabajo de cada uno de sus miembros, aunque estos sean errores en vez de felicitaciones por un trabajo bien hecho. No se trata de criticar cada movimiento del equipo de trabajo, sino de saber detectar los fallos a tiempo y ver entre todos como enmendarlos.

• Establecer un expectativas claras

Un buen líder debe marcar una ruta de trabajo, acompañada siempre de unas expectativas que indiquen si el grupo va por buen o mal camino. Estas expectativas definirán el éxito del proyecto, o el fracaso.
Sin unas expectativas bien definidas, las personas no saben hacia que meta dirigirse y pueden tomar una dirección equivocada.

Para ello, un líder debe sentarse junto con su equipo y mostrar claramente cuáles son sus objetivos para con el grupo.

Si deseas conocer distintos modelos de organización y liderazgo que beneficien a tu empresa, infórmate sin compromiso sobre el Programa Construir Equipos Para Transformar Organizaciones de BBTS.

Implantación del CRM: conoce los errores más frecuentes

Implantación del CRM: conoce los errores más frecuentes

Hoy en día, muchas organizaciones han decidido implementar sistemas de CRM para conseguir mejores relaciones con sus clientes. Muchas de ellas han tenido resultados satisfactorios, pero otras han desperdiciado tiempo y recursos.

Cualquier empresa independientemente de su tamaño o de su tipología, necesita una base de datos que cuente con toda la información posible sobre sus clientes. El problema viene en que no todas las compañías conocen la mejor forma de recoger dicha información y cómo utilizarla. Esto y los errores que vienen relacionados con la planificación, provocan que la implantación de un CRM no llegue a ser todo lo eficiente posible.

En la dificultad de la implementación de este software destaca la complejidad de su implantación, además, las soluciones son difíciles de utilizar si no se da una formación adecuada a todos los ámbitos de la empresa. Por esto es importante tomarse la implantación del CRM como un proceso global. 

El CRM, mucho más que un software

El CRM no se trata solo de la implementación de un software, sino que es una estrategia de negocios dirigida a entender las necesidades de los clientes y conseguir que el valor de la empresa crezca. Una empresa que utiliza el modelo de CRM usa la información que consigue de sus clientes para diferenciarse de sus competidores y tomar decisiones correctas.

El elemento clave del CRM es la propuesta de valor que genera la empresa en el cliente. La implantación requiere de un cambio de cultura y de forma de trabajar que involucra a todos los trabajadores.

Errores estratégicos

Este tipo de errores se basan en la estrategia que define la compañía antes de la implantación del CRM. La empresa debe tener claro cuál es su visión antes de decidir cómo va a utilizar la herramienta y tener claridad en los objetivos y su forma de medir la consecución de estos.

No darle el enfoque adecuado al proyecto, así como una falta de comprensión del concepto que engloba el CRM y sus procesos puede provocar errores de implementación. Se debe crear una estrategia real basada en las necesidades del mercado para conseguir una buena implementación.

Un ejemplo de este tipo de errores sería implementar el CRM sin tener definido el target.

Errores de gestión

La directiva o los que hayan tomado la decisión de implementar el CRM pueden contar con una visión del enfoque que se va a tomar de cara a los clientes y de las necesidades que les han llevado a la implementación. Pero esta información debe ser transmitida a los empleados de la empresa, de lo contrario, el proyecto contará con errores desde el principio. Todos los empleados de la empresa deben ser conscientes de la existencia de una metodología orientada al cliente.

La falta de compromiso o capacitación de las personas que van a trabajar con el proyecto puede provocar muchos errores, por lo que es importante involucrarlas en este y en la nueva filosofía de negocio que se va a implantar. Además, se deben conectar todos los departamentos de la empresa, no solo aquél que va a trabajar directamente con el CRM.

Un error muy común en estas cuestiones es no crear un equipo de proyecto, bien formado y capacitado para trabajar con este software y esta nueva metodología.

Errores relacionados con la tecnología

Hay que ser conscientes de que este sistema se fundamenta en la tecnología y al tratarse de una plataforma tecnológica puede dar errores. Es importante que el equipo de proyecto creado para la implementación este en contacto con el desarrollador para evitar posibles errores tecnológicos.

Otro gran problema es la creencia de que se debe destinar todo el presupuesto a esta herramienta. Pero el CRM es más que una plataforma tecnológica y no es suficiente con destinar todo a ella y esperar que se consigan los resultados, debe haber una planificación y una formación detrás que ayude a trabajar a la herramienta de forma eficiente.

Además, se suelen crear sistemas complejos que no se adaptan a la compañía y dificultan el trabajo. Por esta razón, es importante tener claro que la herramienta debe ser lo más práctica posible, se deberían ir implementando fases para que la empresa y los empleados se vayan adaptando a ella.

Errores en la estrategia comercial

Este tipo de errores están relacionados con la forma que tienen algunas empresas de llegar a sus clientes. Muchas de ellas consideran que los clientes desean sus productos y llegan a ellos de una forma invasiva, cuando realmente lo que se debe hacer es ofrecer información a los clientes, proporcionarles un valor real y conseguir en ellos un sentimiento de unión y pertenencia con la empresa.

Otro tipo de error sería intentar llegar a todos nuestros clientes de la misma manera y en realidad, cada uno tiene unas preocupaciones y unas necesidades diferentes. Debemos conocer de qué manera podemos segmentar a nuestro público y de esta manera, obtener un uso óptimo de la herramienta.

La implantación del CRM debe contar con una correcta planificación técnica. Son sistemas complejos que requieren de una gran planificación teniendo en cuenta todos los ámbitos de la empresa. Es importante tener claro que se debe crear un CRM a medida para la empresa y la tipología de cliente, teniendo en cuenta que debe ser una herramienta que facilite el trabajo de las personas que van a trabajar con él.

Si quieres aprender a implementar el CRM en tu empresa de forma eficiente no te pierdas el Programa Superior de Estrategia y Desarrollo Directivo E2D de BBTS.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies