En los últimos años, la industria 4.0 apunta hacia una nueva metodología de trabajo en la que intervienen sistemas automatizados cada vez más inteligentes que implican cambios en:

– Los procesos de fabricación
– El uso de energías inteligentes
– Los modelos de negocio.

Para dar respuesta a estas necesidades cada vez es más necesario contar con profesionales que sean capaces de dirigir estos nuevos modelos empresariales y a la vez gestionar todos los cambios asociados a las nuevas tecnologías.

 

¿Cuáles son las competencias directivas que requiere este cambio?

Según un informe realizado por la consultora de marketing digital We Are Marketing, hay siete tipos de competencias que marcarán cómo deben ser los directivos 4.0:

  • Convertir a las marcas en personas. Las teorías del customer centric insisten continuamente en la importancia de la cercanía de las marcas con respecto a los clientes. Para ello, los directivos tienen dos caminos: formar a su equipo en una cultura de trabajo que potencie el trato cercano o apostar por las nuevas tecnologías como la Inteligencia Artificial para dar esta atención al cliente de manera automatizada siempre que lo necesite.

 

  • La importancia de la comunicación. Bajo esta misma premisa, se busca trabajar más en la comunicación interna a través de personas más comunicativas y sobre todo, más empáticas. El directivo 4.0 debe esforzarse por entender las necesidades y los cambios que se producen en su entorno para ser capaz de adelantarse a ellos. Igualmente, debe ser capaz de generar oportunidades de negocio ante lo que podrían ser amenazas.

 

  • Formación continua. En un entorno como en el actual en el que se crean miles de empleo y se reducen otros tantos, los altos cargos deben promover y comulgar con una actitud de aprendizaje continuo. ¿Por qué? La velocidad de estos cambios y la evolución y ventajas de las nuevas tecnologías marcan el ritmo a seguir en los entornos de trabajo. Este aspecto supone un reto muy estimulante para los nuevos profesionales, y también un eslabón que no puede faltar en la base de una empresa.

 

  • Trabajo en equipo y colaboración. A pesar de no ser una habilidad nueva del directivo 4.0, siempre es necesario remarcar la importancia de esta cualidad en el nuevo entorno. La hiperconectividad que viene dada por todos los nuevos canales de comunicación existentes, hoy en día, permite a los profesionales estar en contacto con todos los eslabones de la cadena de producción de una empresa. ¿Qué significa esta hiperconectividad? Ser capaces de lidiar con toda esta información, comunicarse con rangos inferiores y superiores y asegurarse de que todas las personas trabajan en sintonía con la misma información.

 

  • Altas dosis de creatividad. La industria actual apuesta por la introducción en el mercado de nuevos productos con el fin de sustituir aquellos que ya se han quedado obsoletos. Estos cambios ocurren a veces a una velocidad muy alarmante, lo cual obliga a que haya que reinventarse continuamente, ideando nuevas formas de sorprender al usuario. Por este motivo, competencias como la creatividad son altamente valoradas.

 

  • Liderazgo. La capacidad de gestionar una empresa y al equipo que la conforma es una competencia que se trabaja de manera continua. Directivos y altos cargos deben marcar el camino a seguir y también ser capaces de motivar a las personas que les acompañan en el camino.

 

  • Emprendimiento. Las características de la Industria 4.0 cuyo fundamento se basa en la automatización de los procesos a menudo difumina los modelos organizativos jerárquicos. Esto genera un modelo de negocio en el que el poder muchas veces tiende a repartirse de manera horizontal. Es aquí donde destacan las figuras emprendedoras que impulsarán las empresas hacia delante.

 

En definitiva, según este informe, destacan aspectos personales como la actitud, la motivación, el espíritu de equipo y la capacidad de liderar proyectos. Sin embargo, no debemos olvidar que a pesar de ser conformar todas ellas la prima para un directivo, siempre hay que contar con conocimientos y habilidades técnicas.

En BBTS creemos y apostamos por un modelo de formación continua. Si quieres mejorar tus habilidades directivas o trabajar el liderazgo con tu equipo, consulta nuestro Programa Superior de Estrategia y Desarrollo Directivo, donde trabajamos todas estas habilidades.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies