Hacer más deporte, llevar una vida saludable, pasar más tiempo con la familia o viajar al extranjero son algunos ejemplos de los propósitos de año nuevo más frecuentes. Pero en el ámbito empresarial, ¿es necesario plantearse también nuevos retos?, ¿cuáles son los objetivos que no pueden faltar en una organización para este 2019?

 

¿Por qué es importante hacer una lista de propósitos de año nuevo en la empresa?

Un propósito empresarial es la razón de ser de la empresa. Es aquello que te permite tener objetivos claros y realistas con respecto al devenir de la organización y determinar cuáles son las actividades esenciales y la estrategia a seguir. Se trata de partir de conocer qué es nuestra empresa para saber qué debería ser.

En cuanto a este propósito, está claro que debe ser algo prioritario en cualquier organización. Igualmente, debe transmitirse de la manera más clara posible para que trabajadores y clientes empaticen con este objetivo, aumentando el grado de compromiso y fidelización con la marca.

¿La clave? Saber trasladar el mensaje sobre cómo la empresa va a cambiar el mundo y, sobre todo, cómo va a mejorarlo. Normalmente, este propósito va enmarcado en un plan de acción enfocado a conseguirlo durante el año.

 

PONER EL CONTADOR DE TAREAS A CERO

Antes de comenzar con los propósitos de año nuevo, es necesario cerrar por completo el ejercicio anterior para no arrastrar tareas acumuladas que solo entorpecen el quehacer futuro. Para ello, es necesario revisar las finanzas del 2018, sanear las cuentas en la medida de lo posible y cerrar la contabilidad.

 

REVISAR LAS ESTRATEGIAS FRACASADAS

Si algo no te gusta cámbialo. Puede parecer una obviedad, pero simplemente con echar un vistazo a los errores cometidos durante el pasado año, puede servir para orientar el futuro y saber hacia dónde NO dirigir nuestros esfuerzos.

Por supuesto, esto no significa que debamos castigarnos por los fallos, sino que se trata de ser críticos, ser capaces de valorar lo que ha ido mal y proponer alternativas para que no vuelva a ocurrir.

 

DAR EL SALTO A LA TRANSFORMACIÓN DIGITAL

Tal y como afirman los estudios, casi la mitad de las empresas que no apuesten por la digitalización en los próximos cuatro años, verán su negocio llegar a su fin. Por este motivo, el proceso de transformación digital de cualquier organización se ha de convertir en uno de los propósitos principales de cara al 2019.

 

LA IMPORTANCIA DEL FEEDBACK EMPRESARIAL

¿Por qué es importante analizar y medir lo que hemos hecho en el último año? Llevar a cabo este proceso es una fuente de información de gran valor que puede marcar la hoja de ruta de cara al 2019. Tanto a nivel interno, como externo, ser conscientes de la repercusión de nuestras acciones puede ser vital para reiterarlas o abandonarlas para siempre.

 

BUSCAR NUEVAS OPORTUNIDADES DE NEGOCIO

“Las oportunidades están fuera de la zona de confort”. ¿Qué significa esto? En ocasiones, dar el salto y abrirse a nuevos mercados puede ser un buen propósito para comenzar el año. Un ejemplo de ello sería salir de un mercado local y exponerse a un mercado más nacional e incluso internacional.

 

APOSTAR POR LA RESPONSABILIDAD SOCIAL CORPORATIVA

2019 puede ser un buen momento para colaborar con iniciar un proceso de sostenibilidad, tomar medidas para convertirse en una empresa socialmente responsable o incluso plantear la posibilidad de optar a algún premio.

 

ACTUALIZAR LA IMAGEN CORPORATIVA

Si tu empresa cuenta con una larga trayectoria y aún no has optado por renovar tu imagen corporativa, puede ser un buen propósito para este 2019. Las nuevas generaciones pueden ver tu marca poco atractiva o considerar que se ha quedado obsoleta.

Para ello, no es necesario eliminar tu logo al completo. Simplemente puedes realizar algún cambio en la tonalidad del color o en las líneas de diseño.

 

IMPULSAR LA FORMACIÓN DE LOS EMPLEADOS

Las empresas suelen desestimar a menudo la importancia de la formación interna de sus trabajadores. No obstante, es de vital importancia mantenerse actualizado con las últimas innovaciones de cada sector para realizar el trabajo con la máxima eficacia posible.

A pesar de que incorporar una formación continua a la rutina de los empleados de una empresa puede parecer una pérdida de tiempo en un primer momento, las ventajas comienzan a verse a corto plazo. Ofrecer a los trabajadores la posibilidad de asistir a cursos, seminarios o programas formativos, genera un interés en su campo y ganas por continuar aprendiendo.

Y vosotros, ¿os atrevéis con alguno de estos propósitos para este nuevo año? En la Escuela de Negocios BBTS queremos ayudarte con tus retos para este nuevo año con una gran variedad de Programas Formativos ajustados a las necesidades de tu empresa.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies