Las empresas ya no buscan “jefes”, ahora buscan “líderes”.

El nuevo perfil tras el que van todos los reclutadores es el siguiente: aquel que tiene la habilidad para influir en los demás para conseguir determinados objetivos.

La idea está clara. Se trata de conseguir sacar el máximo potencial de los trabajadores y enfocarlo a la satisfacción de las necesidades de la organización. En este sentido, el líder será el encargado de mejorar la motivación de los empleados, logrando el entorno idóneo para el desarrollo de la actividad empresarial.

Para impulsar un modelo de liderazgo efectivo y orientado hacia resultados, es imprescindible que exista un diálogo previo entre el director y los trabajadores. En este diálogo deberán quedar claros los objetivos de cada empleado y la prioridad de cada uno de ellos, para que se conviertan en la hoja de ruta de su desempeño laboral.

Bajo esta premisa, en BBTS trabajamos con distintos tipos de líderes que buscan:

  • La consecución de los objetivos de la organización.
  • El impulso del desarrollo profesional de los trabajadores.

A continuación, te detallamos los aspectos clave de cada uno de ellos:

 

MODELO DE LIDERAZGO DE RASGOS

Es el modelo más común que encontramos en las empresas españolas. Un líder de este tipo se caracteriza por ser una persona inteligente, íntegra y madura. Destaca ante sus empleados por estos aspectos y la propia eficiencia de sus decisiones es lo que conduce a la efectividad del liderazgo.

Una frase de liderazgo inspiradora que define a este tipo de líder es la que acuñó Albert Einstein que decía: “Las personas no deben sentirse obligadas. Deben ser capaces de elegir su propio líder”.

 

MODELO CONDUCTUAL DE LIDERAZGO

Se trata del segundo modelo más implantado en las organizaciones. En este tipo de liderazgo, el foco se centra en la calidad del trabajo de los miembros del equipo. Este grupo alcanza el óptimo desarrollo profesional gracias a la colaboración entre líder y empleado. Juntos logran superar las metas diarias.

Una de las frases de liderazgo más conocidas que expresan este modelo y animan a la reflexión, sería la compartida por el político estadounidense Henry Kissinger: “La tarea del líder es llevar a la gente desde donde están hasta donde no han estado”.

 

MODELOS DE LIDERAZGO SITUACIONAL

Este tipo se divide en cuatro estilos bien definidos. Es la empresa quien decide cuál de ellos es más conveniente para su organización, siendo el nivel de preparación de los trabajadores un factor clave en esta elección.

  • El estilo delegador: El líder comparte o delega directamente la toma de decisiones con algunos miembros del equipo que considere con capacidad para ello. También conocido como liderazgo de laissez-faire.
  • El estilo directivo: El líder supervisa de manera regular que se cumplan las tareas diarias y su correcta consecución.
  • El estilo participativo: El líder crea un entorno de diálogo abierto en el cual el equipo puede compartir sus ideas sobre un determinado trabajo. El grupo se siente motivado y, sobre todo, se genera un clima de confianza. Una frase de liderazgo que ejemplifica este tipo de una manera muy visual sería la citada por el filósofo Lao Tzu: “Para liderar a la gente, camina tras ellos”.
  • El estilo persuasivo: La comunicación fluida es la pieza clave de este estilo de liderazgo. De una manera similar al estilo participativo, este modelo de diálogo sirve de motivación al resto de empleados.

 

MODELO DE LIDERAZGO VROOM – JAGO

Este método fue propuesto por primera vez por los psicólogos Vroom y Yetton en 1973 y más tarde fue modificado de nuevo por Vroom y Jago en 1988. De ahí el nombre.

Al igual que sucede con el modelo de liderazgo situacional, también se subdivide, pero este lo hace en cinco estilos diferentes, que varían en función de factores que inciden en la empresa.

  • El estilo de consulta individual: El líder consulta sus decisiones con cada miembro del equipo.
  • El estilo facilitador: El líder establece unos límites que priman a la hora de tomar decisiones.
  • El estilo de decisión: El líder es el único que toma las decisiones en la empresa, de manera unilateral. Es el también conocido como Líder Autocrático.
  • El estilo delegador: El líder encarga alguna de sus tareas a su equipo de trabajo.

En resumen, no existen unas directrices marcadas sobre cómo ser un líder. Simplemente cada uno de ellos debe adaptarse a las necesidades de la empresa o de las características de los equipos de trabajo. El factor clave que diferenciará un buen líder de otro es su capacidad de adaptación y, sobre todo, la habilidad para identificar el modelo de dirección que mejor encaja con cada grupo.

 

Para ello, en BBTS contamos con un Programa Enfocado de Fábrica de Líderes, en el cual podrás desarrollar tus habilidades de dirección y liderazgo, así como reforzar la motivación de tu equipo y mejorar los resultados.

Nuestro programa se dirige a todos aquellos profesionales que tengan personas a su cargo y tiene como objetivos:

  • Incrementar y desarrollar la motivación y el potencial tanto individual como colectivo.
  • Mejorar la capacidad de relación con los equipos de trabajo.
  • Entrenar las habilidades de comunicación y conectividad para ser capaces de generar acuerdos y relaciones profesionales sanas.

En definitiva, todo lo necesario para convertirte en un líder competitivo para el mercado laboral actual.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies